LOS COMERCIOS MINORISTAS CHECOS SE ROBOTIZAN

Publicado: 06/03/2018 Países relacionados:  Colombia Colombia

Cuando pensamos en la robotización, quizás lo primero que viene a nuestra cabeza es la idea de un robot antropomorfo, pero en realidad, se trata normalmente de software especializado, como el que ayuda a los clientes a la realización de compras, entre otras tareas. Se trata de un avance cada vez más habitual en la República Checa.

Buen ejemplo de ello es la venta online de productos. Sobre la automatización de estos procesos habló para la Radiodifusión Checa Tomáš Čupr, jefe de la tienda de alimentación online Rohlík.
“Cuántos productos es necesario que lleve el suministrador ya lo calcula hoy en día una máquina. Y a través de una interfaz de comunicación que tenemos con los suministradores les dice: mira, trae un camión, trae dos palés. Como nuestro departamento financiero empezó a ser demasiado grande, pasamos a reconocer las facturas mediante inteligencia artificial, y estas facturas se registran automáticamente en el sistema“.
Asimismo, otras labores, como la planificación de la ruta de los transportistas, también se realizan mediante un software especializado.
Pero estas tecnologías no solo se aplican a la realización de pedidos, como indica Ondřej Vaněk, fundador de la empresa Blindspot Solutions, que se dedica al desarrollo de aplicaciones que predicen el comportamiento de los clientes.
“Mi sueño es tener un estante personalizado, allí tengo las cosas que quiero comprar. Yo intento conocer a ese cliente. Él se registra, se conecta y yo recolecto datos todo el tiempo. Puedo predecir lo que a esta persona le gustaría comprar, lo que todavía no ha comprado“.
Por otro lado, aplicar la robotización en algunos campos no será tan fácil, añade Vaněk.
“Algunos sectores, como el financiero, tienen todos los datos digitalizados. Pero si nos vamos al ámbito jurídico, todos los contratos están escritos de una forma no estructurada y la inteligencia artificial o el programa en cuestión tendrá que lidiar con el lenguaje natural“.
En lo que la mayoría está de acuerdo es que el nivel de inteligencia de estos robots todavía se encuentra en un estadio con claras limitaciones, por lo que hay muchas tareas en las que es difícil que sustituyan a los humanos a corto plazo.