República Checa lleva el punto más alto en Europa en ventas por Internet

Publicado: 18/04/2018 Países relacionados:  Colombia Colombia

Le República Checa ocupa el primer puesto en Europa en términos de ventas por Internet, según los datos publicados el martes por la agencia de investigación GfK y la Confederación Checa de comercio y turismo. Más del 43% de los bienes técnicos o no alimenticios en el país se venden actualmente en línea, según el estudio.

 

A la República Checa le sigue Holanda con un 35%, Eslovaquia con un 34% y Gran Bretaña con un 33 por ciento. El promedio de la Unión Europea es del 24%.
La mayoría de los productos vendidos en línea caen en la categoría “tecnologia IT” (36.5%), seguido de las cámaras con 32.4%. El mayor crecimiento interanual se notó en las categorías de pequeños electrodomésticos (24.5%) y electrónica de consumo (21,6%). Las ventas totales de productos técnicos en la República Checa aumentaron el año pasado en un 5,8% a 79 mil millones de coronas.
A diferencia de otros europeos, los checos siguen prefiriendo los pagos contra entrega a tranferencias bancarias. Según el estudio, más de un tercio de los checos pagaron el año pasado sus ventas en línea en el momento de la entrega y el 28% lo pagaron mientras recogían su pedido en una tienda real. Alrededor del 16% de los clientes paga con tajeta y solo el nueve por ciento utiliza una transferencia bancaria.
Le República Checa actualmente cuenta con la mayor cantidad de tiendas electrónicas por persona en Europa. En 2017, el número de tiendas electrónicas checas aumentó en 3.900 el año anterior para llegar a 40.100. Según los expertos, se espera que su número crezca aún más en los próximos años.
La participación de las tiendas de Internet checas en ventas minoristas superó el diez por ciento por primera vez el año pasado. Los ingresos de e-shops crecieron en 2017 en un 18 por ciento a 115 mill millones de coronas, según los datos proporcionados por la Asociación de Comercio Electrónico y el motor de búsqueda de precios Heuréka.
Por otro lado, los checos han comenzado a limitar sus compras de descuento en los últimos dos años. Después de un crecimiento a largo plazo, la proporción del gasto en alimentos y farmacias en eventos de descuento cayó a 46% el año pasado, desde 46.9 en 2015.