Científicos checos prueban biocombustibles de nueva generación

Publicado: 29/05/2019 Países relacionados:  México México

Astillas de madera, aserrín, paja, pero también algas. Estos materiales pueden utilizarse en el futuro como biocombustibles de segunda generación y mezclarse con combustible para cumplir con los estándares de emisiones cada vez más estrictos de la Unión Europea.

El biocombustible moderno se crea en los laboratorios UniCRE en Litvínov como parte del innovador proyecto COMSYN en el programa internacional de investigación e innovación Horizon 2020. El proyecto se centra en la producción de biocombustibles de segunda generación a partir de biomasa residual, los materiales mencionados anteriormente. La introducción de estos combustibles, adquiridos con síntesis de Fischer-Tropsch, reducirá el contenido de oxígeno, y especialmente los hidrocarburos insaturados, causando la formación de depósitos de polímeros en el sistema de combustible del automóvil. La introducción de nuevos biocombustibles se produce después de una fase de prueba de dos años. Los empleados de la compañía dicen que la segunda generación de biocombustibles debe ser principalmente más eficiente, más económica y más respetuosa con el medio ambiente.

 

Adapatado por el equipo CzechTrade Mexico City

Fuente: E15