La cerveza checa Krušovice producida en Rusia tiene muy buena calidad

Publicado: 10/07/2018 Países relacionados:  Argentina Argentina

Según los resultados de análisis la cerveza checa fabricada en Rusia tiene el mismo sabor como si fuera preparada en República Checa.

La asociación rusa Roskachestvo hizo una investigación para averiguar la calidad de la cerveza Krušovice producida en Rusia. La organización Roskachestvo que funciona como órgano de control de calidad llegó al resultado que la cerveza fabricada en Rusia, tiene el mismo sabor como aquella cerveza fabricada en su país de origen, en República Checa. 

El análisis ha probado que las características de la cerveza preparada fuera de su país origen son las mismas y la distancia no tiene gran impacto en el sabor. La organización Roskachestvo es financiada por el estado y obviamente apoya los productos rusos. El motivo de las pruebas era la teoría de que la calidad de la cerveza depende del país de origen y varios otros factores como por ejemplo agua local. Aunque la diferencia entre el sabor de la cerveza checa y la cerveza fabricada en Rusia era muy pequeña (a favor de la cerveza checa), lo que varia mucho más es el precio. El medio litro de la cerveza fabricada en República Checa y exportada a Rusia cuesta 130 rublos (2 USD), la cerveza producida en Rusia cuesta solamente 63 rublos (1 USD). 

Cerveza Krušovice ahora pertenece al grupo Heineken y se trata de primera fábrica de este grupo que produce la cerveza desde 2014 en su planta en Petersburgo. Sin embargo no se trata de la primera fábrica de cerveza checa que está instalada en Rusia. Las marcas como Pilsner Urquel y Staropramen ya están produciendo cerveza hace varios años y quizá sea por eso que la cerveza checa tiene muy buena fama. Muchas fábricas prefieren producir la cerveza directamente en Rusia, ya que hay varias barreras que complican la importación de la cerveza extranjera al país. 

Fuente: E15

Elaborado con equipa de CzechTrade Buenos Aires