Chequia se quiere subir al tren de la alta velocidad

Publicado: 08/06/2022 Países relacionados:  Chile Chile

Un TGV, un tren de alta velocidad francés, viajó desde Děčín a Brno parando en Praga y otras estaciones intermedias para hacer las delicias de muchos entusiastas pero, sobre todo, para que se hable de la necesidad de ese tipo de infraestructura en Chequia. El Gobierno quiere empezar a construir el primer tramo de alta velocidad en 2025.

Es la primera vez que un tren de alta velocidad pisa suelo checo. Además, atravesó el país por su línea férrea casi de punta a punta, pero lo hizo a poca velocidad, tardó dos días, y lo hizo remolcado, y con largas paradas para que los checos que la prensa y los aficionados a estos trenes puedan verlo en persona.
Según el Ministro de Transportes del país, Martin Kupka, el momento de la alta velocidad ya está próximo para Chequia: "a que de cara al futuro tenemos que hacer que nuestro transporte de personas y mercancías sea lo más respetuoso posible con el medio ambiente, el tren de alta velocidad es algo importante." Existen planes concretos de trazados, que unirían Dresden con Ústí nad Labem y Praga, para luego seguir hacia Jihlava y Brno, con un trayecto de menos de una hora entre las dos principales ciudades del país, antes de seguir a Viena o Bratislava en una primera fase, con la que Chequia quedaría conectada con las principales ciudades y capitales europeas occidentales por alta velocidad. Después le llegaría el turno a Ostrava y, de allí, a Katowice, en Polonia, donde sus planes avanzan rápidamente. También existe ya un proyecto ganador para la construcción de una espectacular estación principal de alta velocidad para Praga a las afueras, a la que se llegaría por autopista, tren o metro.
De acuerdo con el director del departamento de Preparación del Trazado de Alta Velocidad, Martin Švehlík, los planes de construcción ya están concretizándose incluso con sus costes: “Este año irán a parar a la preparación de todos los proyectos del trazado de alta velocidad unos 20 millones de euros. El año que viene necesitaríamos unos 56,5 millones de euros, y ahora, por primera vez en la historia, hemos pedido la financiación para el inicio de las obras en 2025. Después, para mantener el ritmo de construcción y de los compromisos que se están estableciendo con la Unión Europea, necesitaríamos cada año unos 1213 millones de euros.”

Fuente: radio.cz
Elaborado por el equipo de la oficina de CzechTrade en Santiago de Chile.