Los checos prefieren continuar operando en coronas, integrarse en la eurozona no es la prioridad del país por ahora

Publicado: 10/11/2021 Países relacionados:  Colombia Colombia

La clase política checa así como el pueblo checo todavía repelen la idea de aceptar el euro. Según ellos, la República Checa no se está esforzando por cumplir las condiciones para adoptar el euro, y esto por ahora tampoco es ventajoso para el país.

La República Checa se ha comprometido a tomar medidas para alistarse y unirse a la eurozona lo antes posible. El establecimiento de la fecha de entrada es competencia del Estado miembro de la UE y depende de su nivel de preparación. En diciembre pasado, el Banco Nacional Checo y el Ministerio de Finanzas recomendaron nuevamente que el gobierno no estableciera una fecha definitiva para ingresar a la eurozona.

Según las encuestas europeas de opinión pública de los últimos años, casi 70 % de los checos están satisfechos con la corona checa y rechazan el euro. Otro punto importante son las estrictas condiciones que exige la Unión Europea para dar acceso a este selecto club: inflación, tasas de interés y déficit público controlados, estabilidad de la divisa propia y un banco central totalmente independiente entre otras. Chequia, por ejemplo, aún tendría cuentas pendientes a este respecto. 

Tras la adopción del euro, la República Checa perdería su política monetaria independiente dirigida por el Banco Nacional Checo. Por eso los euroescépticos argumentan las ventajas de la divisa propia por su libertad y dinamismo como una ventaja, ya que esta permite devaluar o revalorizar la corona según el contexto sin depender de otros países europeos.
Elaborado por el equipo de la oficina de CzechTrade en Bogotá
Fuente: czech.radio, aktualně.cz