Los productos de cristal de compañía Bohemia – Preciosa se venden en todo el mundo

Publicado: 25/11/2022 Países relacionados:  Colombia Colombia

El cristal checo hecho a mano y las joyas de vidrio tienen una tradición centenaria, que hoy en día se ve impulsada mucho más por las tecnologías más modernas. Impresionantes instalaciones de iluminación de cristal y obras de arte decoran palacios, hoteles de lujo, espacios públicos y residencias privadas en todo el mundo.

Los artesanos del vidrio checos fueron pioneros en la técnica de replicar la apariencia de las piedras preciosas y produjeron cristales de vidrio tallado que se parecían mucho a los diamantes, rubíes, zafiros y esmeraldas buscados en todo el mundo. El primer horno de vidrio en Bohemia se encendió en 1376, y en la década de 1650 se estableció gradualmente una industria de vidrio en el norte del país, centrada alrededor de las ciudades de Jablonec nad Nisou, Bedřichov, Železný Brod y Nový Bor.

Las regiones del norte de Bohemia eran ricas en depósitos de cuarzo y los bosques de pinos profundos locales ofrecían un suministro disponible de madera para calentar los grandes hornos necesarios para fundir el vidrio. Estas ventajas básicas ayudaron a establecer la tradición del cristal checo y de la joyería de vidrio, que ha ganado reconocimiento mundial. A lo largo de la historia, las joyas hechas con cristal checo viajaron, por ejemplo, a Versalles, al Imperio Otomano o incluso a la corte rusa.

En 1948, siete grandes fábricas de cristal y 18 pequeñas empresas en el norte de Bohemia finalmente se fusionaron para formar el grupo Preciosa con subsidiarias especializadas en la producción de candelabros, figuras de vidrio y bisutería. Hasta el día de hoy, estos productos se encuentran entre los principales artículos de exportación del país, ya que la empresa es uno de los principales fabricantes de joyas de vidrio en el mundo. Específicamente, produce la asombrosa cantidad de 3,5 millones de kilogramos de productos al año con más de 255 000 tipos diferentes de perlas. Sin embargo, el comienzo del siglo XXI requería productos más ecológicos, por lo que Preciosa produjo cristal sin plomo en 2013. Este material único con su extraordinario brillo cumple con los más altos estándares internacionales de calidad y certificación ecológica.

Elaborado por el equipo de la oficina de CzechTrade en Bogotá.
Fuente: english.radio.cz