Un invento único checo para aprovechar basura

Publicado: 12/03/2021 Países relacionados:  Colombia Colombia

Una empresa checa descubre la forma más ecológica de convertir basura en materiales con valor comercial

La compañía LOGeco ha desarrollado una tecnología única en el mundo cuyo objetivo es la  transformación de basura sin clasificar en materias primas reutilizables para la industria. Además, en el proceso no hay emisiones. Así, los grandes centros urbanos no solo reducen sus residuos, sino que, además, podrían eventualmente aumentar sus ingresos con la venta de los productos obtenidos. Todo tipo de elementos de desecho, como basura orgánica e inorgánica sin clasificar, plásticos, restos de comida, pañales, material sanitario, ropa vieja, alfombras, electrodomésticos y hasta neumáticos o residuos de depuradoras de aguas o industriales se pueden utilizar. Estos son transformados en materias primas para poder volver a ser usados en la industria gracias a las unidades ERVOeco de la empresa checa LOGeco. Es una tecnología que no existe en ninguna parte del mundo y lo que hace es procesar residuos de una manera única no solo beneficiosa desde el punto de vista ecológico, sino que también es favorable económicamente. Por tanto, puede ser usada con éxito en la República Checa y se ha establecido que tiene un gran potencial para ser empleada en el extranjero.    El  fluido resultante - un producto del proceso, por ejemplo, es capaz de sustituir al petróleo en la elaboración de polietileno. Una unidad ERVOeco está en capacidad de reciclar 15 toneladas de residuos al día, afirman los desarrolladores. También se estima que en un año, es posible la transformación de 65 millones de botellas de plástico, 400 000 neumáticos usados o la basura generada por 10 000 hogares. En su lugar, la unidad produce el fluido suficiente para ahorrar 6 millones de litros de crudo y, todo ello, sin emisiones de dióxido de carbono.    Actualmente, muchos municipios del país ya disponen de esta tecnología, y según el modelo de negocio, no les ha costado nada, según palabras del director de LOGeco, Miroslav Šilhan. No obstante, Šilhán afirma que su tecnología no va a reemplazar por completo a las actuales plantas de gestión de residuos. La patente fue registrada en 2019 y rápidamente empezaron las ventas tanto en la República Checa como en otros.

Elaborado por el equipo de la oficina de CzechTrade en Bogotá
Fuente: radio.cz